jueves, 3 de enero de 2013

...EL PRESENTE...

Abrió los ojos, sintió algo distinto, parecía un día normal, aunque no lo era.El día amaneció soleado  y todo apuntaba a que no sucedería nada raro aquella mañana.

Se levantó de la cama, tomo su desayuna rutinario y se dispuso a salir. Esa noche no había descansado muy bien, se sentía algo perdida, como en "Tierra de Nadie", abatida por las circunstancias que rodeaban en ese momento su vida y dudosa sobre las ultimas decisiones que había tomado.

De repente, al salir de casa, se encontró con tres persona. La primera, algo oscura, se acercó y le dijo:

" Soy todos los errores que has cometido, tus heridas abiertas que sigues sin poder cerrar, aquello que no te deja dormir por las noches.La circunstancia que desearías cambiar y no puedes,la impotencia, la angustia, la nostalgia, el recuerdo y el rencor que no te deja perdonar a quien te hirió.
Soy aquello que ha hecho que hoy seas como realmente eres."

La segunda avanzó levemente, algo turbia y poco visible y susurró:

"Soy lo desconocido, sueñas con que sea bueno pero temes equivocarte al pensarlo.En mi has puesto tus ilusiones, tus expectativas y tu clemencia al rogarme que no me parezca a todo lo que te ha dañado.
Soy intangible, y eso es lo que más te asusta, pero al mismo tiempo estás deseando que aparezca en tu vida"

La tercera persona se abalanzó sobre ella muy decidida y con voz fuerte y segura le dijo:

"Soy el presente, soy como te sientes en este momento, soy todo lo que deseas, todo lo que amas y lo que sueñas; puedes confiar en mi porque yo no voy a escaparme. Debes aprovecharte de cada una de mis respiraciones, sentimientos y locuras porque si no lo haces puedes arrepentirte de haberme dejado escapar.
Yo si puedo darte un consejo: No dejes que las cosas te afecten demasiado  vive el día a día como si el mañana no existiera, haz todo lo posible por ser feliz y trata a los demás como se merecen.
No permitas que nadie te diga como tienes que vivir tu vida, ama lo más profundamente que puedas y ríe hasta que llores de felicidad"

Se quedó sin palabras y en ese momento se dio cuenta de quien había hablado con ella: el pasado, el futuro y el presente y sintió que el camino que estaba siguiendo era el correcto a pesar de sus temores y dudas.

Sin saberlo supo que la felicidad es algo que cuesta, que solo debemos pensar en el ahora sin atormentarnos que será de nosotros sí...Tan solo debemos ser valientes y afrontar la vida tal y como nos venga con la mejor actitud posible.
Nadie nos contó que conseguir nuestros sueños fuera fácil, pero si luchamos EL PRESENTE ES NUESTRO.





miércoles, 28 de noviembre de 2012

...LAS CADENAS...

A lo largo de nuestra vida vamos atándonos a pensamientos,a absurdas convicciones de nuestro alrededor,que sin darnos cuenta se convierten, poco a poco, en cadenas.
No sabemos bien porque, pero estamos atados a pequeñas costumbres del día a día, personas que aunque no sepamos el motivo, nos atan a sus vidas.

Tal vez hubo un momento en el que esa cadena fue necesaria,la necesitábamos para superar una situación; Tal vez incluso, hayamos utilizado a alguna persona y voluntariamente y ajena a lo que podíamos sucedernos, nos hemos atado.

En momentos de confusión y dudas o incluso cobardía, atracar en el puerto más cercano e incluso peligroso puede parecernos el camino más fácil, aunque no el más acertado.
Durante ese intervalo de tiempo no es malo esposarse, el problema viene cuando queremos soltarnos y ya hay demasiadas cargas, demasiados lazos, incluso puede parecer demasiado tarde.

No escuches a las personas que te dicen que estas equivocado en tomar la decisión de desatarte, de emprender tu vida;tan solo sienten envidia porque ellas no tienen ese valor ni son capaces de luchar por lo que tu consideras tu salvación, tu felicidad.

La vida es demasiado corta para vivirla como los demás quieren que la vivas...
El querer romper las cadenas no significa que seas mejor o peor persona, simplemente quieres ser tu.





domingo, 20 de mayo de 2012

...EL PODER DEL SILENCIO...

Cierra los ojos, respira hondo y escucha el sonido de tu alrededor ¿Lo oyes?
Exactamente...Silencio
Es el silencio de aquella madre que cuida de sus hijos sola y en su intimidad tan solo puede hablar en sus pensamientos.
O aquel niño que ve como sus padres se pelean  y en la penumbra de su habitación solo puede callarse.

El silencio puede decir todo aquello que no  podemos expresar, es un arma de doble filo que podemos utilizar tanto para lo bueno como para lo no tan bueno.
Porque tal vez queremos decirlo todo en silencio, porque nos ayuda, porque nos exalta, porque así somos capaces de sentirnos superiores, dueños de nuestras vidas, capitanes de nuestro destino.

En nuestro silencio podemos ser libres, dar rienda suelta a nuestras ilusiones, aquellas esperanzas frustradas por el día a día e imaginar que nuestros sueños no son tan difíciles de conseguir.
El silencio es una cobija que nos aguarda, narra infinitas leyendas que solo nosotros podemos escuchar  y nos da la fortaleza para enfrentarnos a aquellas batallas que nunca nos había sentido capaces de combatir.

¿Cómo es posible que una palabra que cuando pronuncias desaparece, signifique tanto?
Es tan sencillo como que todo lo que juega nuestra imaginación nos hace invencibles y en la oscuridad del silencio se encuentra la verdadera heroicidad del ser humano.

Pero siempre hay que tener en cuenta algo, que las palabras hieren, pero el silencio mata.




lunes, 20 de febrero de 2012

...NOS HACEMOS MAYORES...

En la vida hay un momento en el que se acaba el "TODO VALE",en los que te das cuenta que el universo no gira a tu alrededor, que todo cambia,que que quienes estuvieron no están, que aquellas personas cambiaron, que todo evoluciona.
Compruebas que las heridas tal vez no sean tan profundas porque no te puedes permitir el lujo de que lo sean, que debes callarte cosas porque sabes que decirlas empeoraría la situación.
Sabes que ya no puedes hacer las cosas por el simple hecho de que quieres hacerlas, con el paso del tiempo aprendes que tus actos pueden graves consecuencias y que la impulsividad puede tener un alto precio.
Aprendes que las alegrías son más efímeras,aunque también más intensas ya que el reloj corre en tu contra.

Quizás todo eso sea bueno, en mi opinión, es algo tan sencillo como que la gente madura.Ves las cosas de manera diferente, eres consciente de que el mundo de luz y color que leíste solo se queda en los cuentos, que la gente de tu alrededor no son muletas que te sujetan, sino personas que te acompañan.
Que los límites deben ser destruidos y debemos tener el valor de enfrentarnos al mundo que nos espera,a lo desconocido...A LA VIDA.

No tenemos el derecho de reprochar ni exigir nada, tan solo la obligación de ser felices, de sonreír cuando podamos porque nunca se sabe lo volveremos a hacer, de darle la importancia justa a los problemas, de vencer a los miedos, de agradecer lo que tenemos y luchar por conseguir más.
Pero ante todo, estamos aquí, teniendo la oportunidad de vivir, de disfrutar, de ser nosotros mismos.
Nadie dijo que fuera fácil, probablemente sean más los momentos monótonos que los mágicos, pero cuando éstos llegan...Que grande es poder disfrutarlos.


domingo, 4 de septiembre de 2011

...Todo llega...

Hay momentos en nuestra vida en los que estamos perdidos, a la deriva, sin saber muy bien lo que queremos, lo que buscamos y si lo encontrado es lo que necesitamos.
Son pequeños instantes que marcan tu vida de una manera más significativa de lo que pensamos. Decisiones que hacen que tu futuro cambie.
Cuántas veces te has sentado a pensar: ¿Es correcto? ¿ Estaré equivocado? o ¿Cuándo llegará eso que tanto anhelo?
Momentos en los que tu vida se convierte en un torbellino de sensaciones, hasta que un día llega la calma y aparece algo que tanto necesitabas.
Puede ser un trabajo, una oportunidad o una persona que vuelva tu mundo del revés, que simplemente confíe en ti, en que puedes conseguirlo, que esperes todo el día para poder hablar con ella y te saque la mayor de las sonrisas, que tus problemas sean los suyos y sus lágrimas tu esfuerzo para secarlas.
Y tal vez un día despiertes y al mirar a tu alrededor todo sea distinto,tal vez porque tuviste esperanza, quizás creíste que tu sueño era posible porque esa persona te hizo ver que si esperas y te esfuerzas tu trabajo será recompensado.
Y simplemente solo tengas que dar las gracias por ser feliz, porque en tu camino apareció esa oportunidad, un tren al que decidiste subirte sin saber donde iba y hoy te alegras de no haberlo dejado escapar.
Una superación de aquel miedo que poco a poco se disipe porque tienes a alguien por el que conseguirlo.
Y cuando mires a tu espalda, verás los logros, las caídas, las lágrimas, las metas y las sensaciones vividas y podrás compartirlo con esa persona que estuvo ahí y hoy te hace tan feliz y solo en ese momento te darás cuenta de que en la vida...Todo llega.

Para ti ;)

jueves, 28 de julio de 2011

...Las pequeñas cosas...

Valoramos la vida por grandes hazañas, inmensas heroicidades y momentos largos y duraderos. Pensamos que si el tiempo que tenemos es largo será mucho más bonito vivirlo, pero...¿Y si nos estamos equivocando?
¿ Y si en la vida merece mucho más la pena los momentos cortos pero intensos?
Tal vez una mirada de cinco segundos sea mucho más valiosa que una tarde entera sentada al lado de una persona que no te aporta absolutamente nada.
La vida se compone de momentos efímeros, intensos...y tal sea eso lo que los hace inolvidables.
Vivir cada momentos con esa persona que te cuida, te escucha y te hace sentir la persona más querida del mundo, que tiene esos pequeños detalles que son lo que lo hacen tan grande.
Es lo que hace que una pequeña vida se convierta en una gran historia que merezca ser vivida, porque una relación también son el cuidado del más mínimo detalle día tras día.
El más mínimo dolor puede convertirse en la peor de las agonías y el mayor de los detalles en la más inmensas de las sonrisas.
La vida es demasiado corta para estar pensando en como queremos vivirla, solo debemos aprovechar al máximo cada momento, ser felices y pensar que mueve más un mundo una pequeña sonrisa que un millón de lágrimas.

http://www.youtube.com/watch?v=Wa910_tD5u4

viernes, 17 de junio de 2011

...Decisiones...

¿Cómo saber si estamos tomando la decisión acertada? ¿Si el camino es el correcto o tan solo es un atajo para conseguir nuestro objetivo?
Las decisiones pueden marcarnos de manera irreparable, hay elecciones demasiado complicadas para tomarlas sin pensar en las consecuencias..
El problemas es nuestro pasado, las espinas que nos han dejado esos fracasos en los que confiamos y hoy tan solo son un vano recuerdo.
Esas esperanzas que pusimos en aquel proyecto que no llegó a ningún lado.
Inevitablemente nuestro pasado vuelve al presente de manera totalmente inconsciente; el miedo al dolor, al fracaso, a la pérdida hace que hoy paguemos lo que en su día no tuvimos el valor o las enseñanzas suficientes para poder afrontarlos.
Tomar una decisión siempre resultará difícil, es necesario renunciar a determinadas cosas de tu vida actual para ocuparlas con otras experiencias más satisfactorias, o al menos, diferentes.
Toma la decisión que quieras, pero tomala, porque si nunca te arriesgas...Nunca podrás saber que habría sido de tu vida si la hubieras tomado.