sábado, 2 de abril de 2011

...Somos solo personas...

Hay personas que se cuelan en tu vida, y tan solo necesitan una sonrisa para cautivarte, otras entran a empujones, son aquellas que vistes un día en la parada del autobus y que jamás pensarías que acabarían siendo importantes.
Puede que te encuentres en el camino a alguien que no te aporte absolutamente nada, y que no sepas como entró en tu vida,ni por que y peor aun, porque sigue a tu lado.
Tal vez tengas esa amistad que por mucho tiempo que pase, cada vez que la veas siga siendo como si el tiempo no hubiese pasado, porque la distancia no hace mella en vosotros.
Desgraciadamente siempre te encuentras con toda clase de personas. Esa que se aprovecha de un momento de debilidad, otra que simplemente te utiliza y aquella que tan solo con observarla te enseña todo aquello en lo que no quieres convertirte.
Si tienes suerte, encontrarás a alguien que lo de todo por ti, que se despierte con la ilusión de verte, que con una simple sonrisa le alegres su peor día, y si tienes más suerte, tú le corresponderás.
Puede aparecer esa persona que  vuelva tu mundo del revés, que te haga pasar del cielo al infierno en un segundo, que con una simple mirada pare tu corazón y  por mucho dolor que te haya causado jamás puedas arrepentirte de haberla conocido.
Hay muchas clases de personas, unas pasan de puntillas y ni sabes que han pasado; otras estuvieron y cuesta decirles adiós, pero aunque su presencia no te acompañe, su recuerdo siempre quedará...
Conocerás muchos tipos de personas, mejores o peores, impuestas o elegidas, queridas u odiadas. Esas personas que te enseñan, te suman, te restan, te atrapan y te sueltan...
Pero ante todo, solo somos personas.



3 comentarios:

  1. preciosa entrada Lidia!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Que entrada más bonita y con que razón escribes. Me gusta...

    ResponderEliminar